jueves, junio 20, 2024
Google search engine
InicioLiga SantanderAtléticoAnálisis al contraataque

Análisis al contraataque

A principios de mayo de 2014 el Atleti se jugaba la Liga en el Ciutat de Valencia. Ganar allí hubiese podido significar la obtención del título antes de tiempo pero cayó por un contundente 2-0 que dejó las cosas muy complicadas. Barça y Madrid se colocaban a tiro de piedra y tocaba sufrir. La afición granota pareció disfrutar mucho con aquel varapalo rojiblanco y hasta un jugador suyo, Diop, acabó celebrándolo con un baile frente a la grada rival al acabar el partido.

La anécdota, que no pasa de ahí, escenifica muy bien lo que significa para el Atlético de Madrid jugar en tierras levantinas. El cuadro rojiblanco ha escrito numerosas crónicas del desasosiego en ese terreno de juego y, como bien se han encargado de repetir durante la semana los que se preocupan de estas cosas, era además un campo maldito para Simeone. Parecía un escenario gafe en el que no resultaría fácil poder enderezar el rumbo de un Atleti abollado que sobrevive a base de tesón pero habrán observado que he empleado el tiempo pasado.

El cuadro colchonero se ha dado un auténtico homenaje frente al equipo blaugrana. No sé si ha sido provocado por la sobreexcitación de las cuentas del pasado, por el alivio revitalizador de los últimos resultados o porque el Atleti es realmente un equipo en alza, pero lo cierto es que se ha marcado seguramente el mejor partido de lo que llevamos de temporada. Por resultado, por actitud, por intensidad, por personalidad y, lo siento por los analistas de la corte, también por juego.

Notarán cierto sarcasmo en esa última frase pero es que es inevitable que me salga después de escuchar los análisis en caliente por parte de los que saben de esto. Incluso con un 0-5 en el marcador, y sin ruborizarse, los canales oficiales seguían alimentando el estereotipo oficial del Atlético de Madrid. Ese que está incrustado a fuego y sangre en el imaginario colectivo. Ese que aplica muy bien en partidos frente a  Real Madrid/Barça (o similiar), pero que es muy cuestionable fuera de ahí. Ya saben, eso del equipo juntito, que acumula músculo en el centro del campo, que tira de pundonor, que espera agazapado atrás y que sale al contrataque como buen equipo menor que es.

No soy muy de estadísticas aplicadas al fútbol (lo mejor es siempre ver el partido entero con la mente despejada) pero juguemos en ese terreno. Echémosle un vistazo a un par de datos. Atendiendo a ese cetro moderno del fútbol contemporáneo que es la posesión del balón es fácil observar que el Atleti la ganó por un significativo 55,3%. ¡Cómo! ¿Cómo puede ser? Espera que hay más. Dio veinte pases más que su rival, sacó más córners, le pitaron todos los fueras de juego y resulta que los mapas de calor demuestran que donde más se jugó (casi el 50% del tiempo) fue en el centro del campo. Pero claro, no dejen que las estadísticas o un análisis de mirada limpia te impidan estropear un buena historia. Sobre todo cuando la historia es conocida y aceptada por todo el mundo y cuando cuestionarla supone sacar la patita, salirte del sendero y enfrentarse al Gran Hermano. 

El partido en el Ciutat de Valencia sirvió para varias cosas pero sobre todo para revitalizar a Griezmann. A partir de un recurso muy interesante de Simeone, el francés se salió. Saltó al césped en una posición algo más retrasada y encaró el partido desde el medio. Dejando el sector atacante a Correa y su compatriota Gameiro. No era una posición nueva para él, ha jugado más veces ahí, pero había sido más un recurso de circunstancias que una propuesta. El cambio fue una bendición del cielo. Con Gameiro resucitado y haciendo de nueve puro, la movilidad y dinamismo de Correa, Saúl o Koke hicieron que apareciese el mejor Griezmann. Dio un auténtico recital de juego entre líneas, pases al hueco, inteligencia táctica, remate y compromiso. La desesperada necesidad de delantero centro en el Atleti no es sólo una cuestión de goles sino una palanca que habilita otras propiedades que tiene el equipo.

Mientras Gabi hacía de corrector de errores, Saúl, Koke, Filipe, Thomas, Correa y Griezmann intercambiaban posiciones y se ponían a jugar. Rápido y bien. Los dos primeros goles del Atleti fueron realmente del cuadro levantino pero la mejoría era más que patente antes de que se inaugurase el marcador.

Muñiz, entrenador levantino, decidió jugarle al Atleti subiendo mucho la defensa y adelantando la presión. Imagino que conocedor de las dificultades de los de Simeone para crear juego bajo presión, verdadero talón de Aquiles esta temporada, decidió apostar por esa fórmula. Sobre el papel no suena descabellado, y estoy seguro de que le hubiesen tachado de visionario con un resultado diferente, pero ya sabemos cómo acabó todo y cómo se las gastan los que explican las cosas a toro pasado.

Enero se acerca y el Atleti sigue vivo. De hecho parece cada vez mejor. Salvo el probablemente irreversible tropezón del Qarabag, los de Simeone siguen agarrados a la actualidad y da la sensación de que todo lo bueno está por venir. Paciencia.

Ennio Sotanaz
Ennio Sotanaz
Se hace llamar "escritor intruso", pero ya se está convirtiendo en escritor de cabecera. Alimentó un blog en torno al Atleti (“Y los sueños, sueños son”) desde 2007 a 2017 así como otros blogs clandestinos sobre música, cine, series y política. Además, es compositor, cantante, guitarrista y teclista de los 'Happy Losers'. También ha publicado discos en solitario bajo el pseudónimo de Lukah Boo. Entre otras rarezas tiene un título de Ingeniero Industrial firmado por el Rey.
RELATED ARTICLES

1 COMENTARIO

  1. Aquí en la India donde curro, elpartido empezaba 1:45 de la mañana, pero me bastaron ver los 15 primeros minutos de intensidad ¡¡¡como en los inicios del Cholo¡¡¡ para recordar que este si era el Atleti del Argentino. Despues de la primera parte me fuí a dormir tranquilo con una sorisa de oreja a oreja, habiamos vuelto, o mejor dicho, ahora empieza lo bueno¡¡¡¡¡

    Felicides Don Ennio, simpre sagaz y acertado.

    Jesus

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras
<