viernes, junio 21, 2024
Google search engine
InicioFútbolChampionsOtro Kun, el mismo gol

Otro Kun, el mismo gol

A Eric Book se le paró el reloj el día que su coche se estrelló y se partió la cabeza. Llevaba marcados 177 para el Manchester City. Esa noche dejó el fútbol. Durante más de 70 años nadie vestido de azul marco más goles que él. Hasta que en el mítico estadio San Paolo, en Nápoles, allí en donde Diego Armando Maradona destrozó el fútbol italiano, Sergio Agüero acabó una jugada de Sané, una contra del Manchester City contra el Napoli, y fusiló a Pepe Reina, portero cordobés de los napolitanos, y se convirtió definitivamente en mito. “Es una leyenda”, dijo Guardiola después.

De hecho, el Kun es mito de los citizens desde el 10 de junio de 2012 cuando paró el reloj en el Etihad y Manchester, y la Premier, se volvió azul, mientras en Sunderland el United celebraba otro título y Ferguson, con cara de incrédulo, escuchó el ‘Yes’ que le llegó de MCR y preguntó incrédulo si era cierto. Si era verdad que los del City habían remontado en tres minutos el 1-2. Primero un testarazo de Dzeko, luego el derechazo del chaval de Quilmes que acabó en una carrera interminable, con la camiseta al vuelo, un grito azul en una soleada tarde que rompió 44 años de miseria para un equipo acostumbrado a morir en la orilla día tras día, un gol que aún hoy llena de lágrimas los ojos de los seguidores azules cuando lo cuentan por pubs del Northern Quarter.

85 goles en la primera parte, 93 en la segunda, 129 en la Premier, 27 en la Champions, 14 en la FA Cup, 4 en la League Cup, y 4 en la UEFA League; 162 desde dentro del área, 22 de penalti, 16 desde fuera de la “caja”, 32 con la izquierda, 15 con la cabeza y 130 con el pie derecho; 11 contra el Newcastle, su víctima favorita, al parecer, 89 con Pellegrini en el banquillo (42 con Guardiola en solo temporada y tres meses) y 19 gracias a David Silva, su mejor amigo en todos estos años, en los que jamás ha bajado de 20 goles por temporada, le han convertido en el mayor goleador de la historia del Manchester City.
“That’s how it feels to be City, that’s how it feels to be small: you sign Phil Jones, we signed Kun Agüero!” (Así es cómo sienta ser del City, así es cómo sienta ser pequeño: vosotros fichásteis a Phil Jones, nosotros a Agüero). Cantan los citizens en las gradas, mofándose de sus rivales y del talento de su central, que llegó el mismo año que el mito argentino a la ciudad.

https://www.youtube.com/watch?v=81bv_gF4j5k

En San Paolo, confesó que la camiseta será para su hijo, el nieto de ese que es algo más que Dios en San Paolo: “Me envió un mensaje pidiendo que se la llevara si marcaba». Con él suele salir al campo de la mano en el Etihad antes de los partidos cuando el nieto de Maradona le visita en Manchester. En Napoli lo primero que hizo fue dar las gracias a los aficionados azules por el cariño que siempre le dieron desde que llegó a la ciudad y lo hizo en castellano, porque habla el inglés peor que un zapato. Nadie se lo tiene en cuenta en la ciudad que menos apoyo le dio al Brexit. «Es un momento único en la vida», añadió. «Estoy contento por su apoyo, por el de mis compañeros, empleados del club y aficionados del City. Muchas gracias a todos. Estoy disfrutando de este momento», agradeció antes de decir que aún es pronto para saber si el City esta en condiciones de luchar por la Champions.

Agüero, que llegó al City desde el Atlético de Madrid en el 2001, tiene el mejor registro de goles por minuto en la historia de la Premier -marca cada 106 minutos, por encima del legendario Thierry Henry- y el reconocimiento de los grandes goleadores ingleses como Alan Shearer, que ayer se deshizo en elogios hacia él. Pero no es menos cierto que entre sus compañeros circula la leyenda de su particular modo de vida. “Es un tipo muy divertido, cordial, y nada problemático, pero siempre ha ido a la suya”, se escucha en los pasillos. “Hasta que llegó Pep y le puso las pilas”, reconocen en el club, de los despachos al vestuario. En especial entre los compañeros existe la sensación de que el Kun ha cambiado de actitud en los últimos meses y que ha experimentado un giro, para bien, evidente. La conversación con el entrenador en el Salvi’s, un céntrico restaurante italiano de la ciudad marcó un antes y un después. De eso nadie duda, aunque nadie sepa exactamente que se habló en una conversación desvelada por una foto publicada en un periódico. Una indiscreción que a Pep no le gustó nada y que se atribuye al teléfono de un cliente, o de un camarero. Estaban en la mesa el representante del jugador el delantero argentino y el entrenador catalán, y ninguno contó de lo que se habló, pero se supone que Pep le dio un ultimátum.

“Entre esa cena y la aparición de Gabriel Jesús, nada volvió a ser lo mismo”, admiten quienes viven el día a día con el argentino. “El Kun es un buen tío, pero todos sabemos que se le había tolerado mucho. Hasta que Pep dijo basta”. ¿Dijo basta Pep? ¿En qué? “Era un niño… mimado, pero es normal. Creció aquí y hubo que mimarle” describen los que llevan años a su lado. Y esa frase abarca una manera de vivir propia del hombre que había cambiado la historia del club con un derechazo histórico. El Kun llevaba demasiado tiempo viviendo de sus goles y en especial de uno, del que le marcó al QPR.

Pero Pep le puso condiciones en el campo y fuera. Él y su grupo de colaboradores, a fin de cuentas, habían vivido con Messi. Pero el Kun no es Messi y no es tan decisivo para el equipo como Leo. Así que no aceptaron actitudes, apenas detalles, que ni siquiera le habían visto a Messi. “Nada grave, detalles”, insisten en el entorno del entrenador. “Solo detalles”. «Tampoco pretendimos nunca que nos diera otra cosa que goles, que es lo que siempre tuvo», simplifican en la caseta del cuerpo tecnico. Así que el Kun empezó a comer como todos, empezó a respetar los horarios, empezó a llegar a la mesa de masaje cuando le tocaba, empezó a correr sin balón y fue, de verdad, uno más.

Hasta que se estrelló en Amsterdam el pasado 29 de septiembre cuando se desplazaba en un taxi al aeropuerto para regresar a Manchester tras asistir a un concierto de Maluma. “Era su día de fiesta”, le disculpó Guardiola. Pero lo cierto es que apenas a 48 horas de jugar contra el Chelsea se saltó todas las normas de conducta del equipo, hecho que disgustó enormemente al entrenador. Está por ver si es cierto que se rompió una costilla, versión oficial, o en verdad, desapareció de las convocatorias por castigo del entrenador, como apuntan otras voces. Dato que sólo se intuye desde la duda de su increíble y rápida recuperación tras haber sufrido tan dolorosa lesión. Aquel día, a ojos de muchos aficionados, dejó de ser intocable y puede que ese fuera su mayor castigo.

Sigue siendo una la leyenda, pero… el reloj que se había quedado parado en el mágico minuto 94 ya funciona. La cuenta atrás ha empezado. Su contrato acaba el 30 de junio del 2019, el mismo día que el de Guardiola. Pero mientras el nuevo documento para el entrenador esta cada dia más cerca de firmarse, el final del Kun, gol a gol, está cada día más cerca de terminarse.

Como la libertad de uno de sus primos, un tal Mepe, de 23 años, que según la prensa argentina fue capturado ayer en Quilmes, Buenos Aires, acusado de de liderar una banda dedicada al trapicheo de droga en la Villa Los Eucaliptos. Todo en esta vida tiene un final. Hasta el mítico récord de Book.

Lu Martín
Lu Martín
Sin duda uno de los mejores reporteros en activo del periodismo deportivo español. Ex del Sport y de El País, hoy vive a caballo entre Barcelona y Manchester. En algún lado de su caótica mochila está uno de las mejores agendas que se conocen. Mundiales, Eurocopas, Copas Américas, Juegos Olímpicos... Pocos países faltan por colocar su sello en el pasaporte de este maestro del periodismo de calle.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras