jueves, julio 25, 2024
Google search engine
InicioFútbolKarim es más que un nueve: es un diez

Karim es más que un nueve: es un diez

El Club de los Poetas Muertos fue una película que para los que nacimos alrededor del año 1970 significó una especie de epifanía, un anuncio de que teníamos una voz propia que merecía ser escuchada. Una de las mejores escenas de la película era aquella en la que el Sr. Keating se dirigía a un joven tímido escondido detrás de su pupitre: “Sr. Anderson, le veo muy agobiado. Vamos Todd, salga aquí, acabemos con esa angustia … Yo creo que lleva algo dentro de usted de gran valor”.

Los entrenadores también despiertan vocaciones, actúan como escultores de jóvenes que necesitan saber en qué son buenos mientras hacen realidad el efecto Pygmalión. Así ha sucedido siempre y así sucederá, por lo que Karim Benzema no podía ser una excepción.

En el año 1996 alguien se fijó en ese niño de párpados caídos que nunca se metía en broncas. Jugaba al fútbol en un modesto equipo local de la región francesa del Ródano y entendía este deporte como si se tratara de una partida de ajedrez. Jugaba con anticipación, sabía lo que sucedería tres movimientos más allá, pasaba el balón y apostaba que acabaría en jaque mate o en gambito de dama. Se trató la cuestión de que pudiera jugar con un gran club, el Olympique de Lyon, a lo que sus padres no pusieron obstáculo alguno.

– “¿A cuál de mis nueve hijos se quieren llevar?”, debió preguntar el padre.

– “Queremos que sea Karim. Creemos que lleva algo dentro de gran valor”, pudo responder el ojeador.

Karim fue ascendiendo de categoría hasta que a los 18 años debutó en Primera División, en donde durante las siguientes temporadas demostró que sería posible que el mismísimo Real Madrid descolgara el teléfono. Fue en el verano del 2009, aquel en el que llegaron al equipo dos nombres que convirtieron al francés en invisible: Cristiano Ronaldo y Kaká. 

Ya casi nadie lo recuerda, pero la entrada de Benzema en el Real Madrid puso de manifiesto un problema de muy difícil solución: el imberbe jugador francés quería llevar el número 10 en su camiseta. Para entender su deseo de alejarse de la portería contraria basta con recordar la delantera de aquel equipo: Raúl, Higuaín, Cristiano Ronaldo y Van Nilsterooy. Hacerse un hueco en esa posición era más improbable a que te cayera un rayo en un día soleado mientras estabas viajando en un vagón del metro.

Pero Benzema no pensaba en probabilidades, él quería el número 10 porque era el dorsal que llevaba desde niño pegado a su espalda. Además, el número 10 representaba la posición que él quería ocupar en el campo. Karim era el chico de las asistencias, el que trataba la pelota con suavidad, el que prefería abrir espacios antes que abrir el marcador. Claro que metía goles, pero sólo porque había ocasiones en las que él estaba delante del portero sin nadie a quien pasar la bola. En esos casos no le quedaba más opción que rematar, lo cual le hacía entender el gol como un defecto de su posición en el campo, al igual que los arquitectos de la Bauhaus entendían los adornos en las fachadas como un defecto imperdonable de la construcción.

Juzgar a Karim Benzema por el número de goles equivale a juzgar el iPhoneX por el número de minutos que aguanta bajo el agua. Reconozcámoslo, un iPhoneX es mucho más que un reloj sumergible, del mismo modo que el fútbol es mucho más que meter goles. Tal y como Benzemá entiende este deporte, limitarse a introducir un balón en una portería le colocaría muy abajo en la escala de la evolución. Los goles son el chimpancé, mientras que la visión de juego y el trazado matemático de los pases son Adán y Eva.

En aquella película, cuando el profesor anima al alumno a que se muestre tal y como es, Todd Anderson acaba diciendo:

“La verdad es como una manta que te deja los pies fríos”.

La gran contribución de Karim al Real Madrid viene representada por la manta, aunque su falta de gol deje a los aficionados con los pies fríos. Él lo sabe y se empeña en demostrar que no está aquí para hacer hat-tricks, aunque de vez en cuando no le quede más remedio que meter un gol. Pero si le dan a elegir, el gol favorito de Benzemá es aquel en el que participa como autor intelectual, aunque el autor material del mismo se llame Marcelo Vieira da Silva. Porque el chico de párpados caídos que no se mete nunca en broncas sabe que en esos goles que regala a sus compañeros lleva puesta su camiseta con el número 10.

Artículo anterior
Artículo siguiente
RELATED ARTICLES

4 COMENTARIOS

  1. Benzema es como lo describes, una manta que te deja los pies frios y como los aficionados de este equipo (no todos) solo se fijan en la sensación de los pies, no pueden ver el gran valor que tiene en el campo. Aun así, aunque me contradiga un poco, la posibilidad de que hiciera gol seria algo que haría a este jugador, un excelentísimo delantero centro, ya que ha pesar de ser un centro-campista, le ha tocado jugar en esa posición y tiene apañarsela para sacar el 100% de la productividad en el campo.

    Buen articulo y te veré en tu próximo artículo!

  2. Muy buen articulo, genial la frase de » aunque de vez en cuando no le quede más remedio que meter un gol »
    Para otro articulo sería los requisitos que le pedimos al 10. porque a Isco por ejemplo le pedimos lo que hace Benzema ( creatividad ) + que meta 15 goles en cada temporada +que ayude a defender…
    Lo de saltarse compromisos es malo para sobre todo el equipo. vease por ejemplo que la mejor epoca del barsa fue aquella en la que Etoo y Messi perseguian a los defensas para que perdieran la bola cerca de su porteria.

  3. Buen artículo. A mí Benzema siempre me ha recordado a Butragueño, y nunca entendí porqué no lo tiene el madridismo entre sus favoritos. Un gol cada dos partidos sin faltas ni penalties son números estupendos.
    ¡¡Pensar que no llevó el 10 porque lo ocupaba Lassana Diarrá!! Ese año llevó el 11. El 9 era Ronaldo y el 7 Raúl. Al año siguiente CR y Karim tomaron sus dorsales habituales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -
Google search engine

Most Popular

Recent Comments

Perikorro en Con contundencia
Alberto Patiño Varela en Los antimadridistas
Xavi Verger en Vinicius saca el cañón
Perikorro en Vivos con Fati-ga
Diego en Los sufridores
Diego en Viva el rey
Juan De Dios Luna Cijanes en La posesión y los tulipanes
Perikorro en Minority Report
Dr en Las viudas
Diego en Las viudas
Perikorro en Las viudas
Perikorro en Gaspartismo Reloaded
Diego en Viva la Vuelta
Dr en Viva Irlanda
Diego en Viva Irlanda
Diego en Decíamos ayer
Diego en Paz y amor
Dr en Paz y amor
Diego en Paz y amor
Diego en Vuela Supermán
Diego en Vuela Supermán
Diego en El trampolín
Perikorro en Salvar a Barrabás
Coral en Truman
Jose Avellaneda Perez en Los ídolos
María en Calles vacías
Amiguel en El pendejo de turno
Silvia Nebreda en Palabras y lágrimas
Manitu69 en This is Atleti
Alejandro Rincón Rubio en ¿Es Jovic un mediapunta?
Diego A. en Elogio de la locura
Juan De Dios Luna Cijanes en Efectividad máxima
Alfrez en Oda al populismo
Alfrez en Oda al populismo
Diego en Oda al populismo
Manitu69 en Oda al populismo
Fiodor Dostoievski en ¿Suerte o talento?
EUGENIO JORDAN en El cisne blanco
Frank Terraces en Historia del segundo Atleti
Hassandudeim en Historia del segundo Atleti
Perikorro en Aquí un Zidanista
Hassansudeim en Fichar a Descartes
Frank Terraces en Fichar a Descartes
Michael en Nacho y la tristeza
Irene García en Entre cero y nada
Roberto Gómez González en Entre cero y nada
Hassansudeim en Primeras impresiones
Rafael Sánchez Sánchez en Correa, Oblak y feliz año nuevo
Juanma Jiménez en Sólo fútbol
Jules en Sólo fútbol
Che en Trigo limpio
Gracias Faubert en Trigo limpio
Hassansudeim en Trigo limpio
Xabier en Trigo limpio
Juan carlos en Trigo limpio
Óscar Laguna en Ansiedad
Juan De Dios Luna Cijanes en El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos
Joan Del Valle en El tamaño importa (y mucho)
Jose Carlos Torrenova Lozano en Mucho más importante que todo eso
Pascual Vicente Martínez Gimeno en Dos años A La Contra
Vicente Martin-Pozuelo Cantos en Good Bye, Lenin!
yerry en Don Cenizo
IGWT en Relatividad
Manitu69 en Hacerse viejo
Tony en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Grandes éxitos de ayer y hoy
Esuardo en Don Cenizo
Juan De Dios Luna Cijanes en Victoria sin identidad
Frank Terraces en Bendita normalidad
Francisco en Victoria sin identidad
Julián Martín Fernández en Rodrygo hace viejo a Vinicius
J. J. Creamer en Los héroes de Bowie
Joselito en Éxito sin cimientos
Juan de Dios Luna Cijanes en Ansufatización
Juan De Dios Luna Cijanes en El ciclismo se ablanda
Frank Terraces en Desapego
Juan De Dios Luna Cijanes en Movistar no se rinde
Juan de Dios Luna Cijanes en Queremos tanto a Roglic
Frank Terraces en Hace dos meses
Juan De Dios Luna Cijanes en Nada por aquí, Neymar por allá
Juan De Dios Luna Cijanes en Hoy me he acordado de Lucho Herrera
Juan De Dios Luna Cijanes en Un colombiano en la luna
Juan De Dios Luna Cijanes en El Tour se achica ante Bernal
Juan de Dios Luna Cijanes en Bernal rompe el cielo
Juan De Dios Luna Cijanes en Bernal quiere el Tour
Eberhard Torres Calderón en Cuarenta años de La vida de Brian
Juan De Dios Luna Cijanes en Pinot quiere el Tour y Mikel Landa no se rinde
Frank Terraces en El Atlético más merengue
Juan De Dios Luna Cijanes en La suerte dispara contra Landa
Diego en El fugitivo
Diego en Sopor de France
Juan De Dios Luna Cijanes en El Talento Desperdiciado I: George Best
Juan De Dios Luna Cijanes en Friedenreich: Pelé antes de Pelé
Frank Terraces en La Feria de la Carne
Frank Terraces en El altar de Pérgamo
Juan De Dios Luna Cijanes en Ni cinco de bola
José Antonio Gutiérrez en No cambies tus sueños, cambia el mundo
Antonio Lopez Lobeto en Los doce trabajos de Hércules
Francisco Pedrajas Raya en Ramos-Florentino: Pimpinela en el Madrid
Antonio Lopez Lobeto en Mi pájaro es mejor que el tuyo
Stockton en Bon voyage
Juan De Dios Luna Cijanes en El problema del Barça es el relato
Perikorro en Tantas mareas, marean
Perikorro en No me gusta el cricket
Carmelo en La venda ya cayó
Antonio Jesús Zarza Moreno en ¿Marino o submarino?
Lorenzo Dominguez Sanchez en Gracias, Florentino
Joaquín en Camino a Vitoria
Robert Lee en El que se va, ya no es
victor martín marron en Quiten de ahí a esa loca
Martín Vallejo platero en El borde de la piscina
Diego en Gracias, Johan
jose antonio medrano en Gracias, Johan
Jorge Florido en Gracias, Johan
Javier en Gracias, Johan
Esteban en Gracias, Johan
Fran en Gracias, Johan
5contraelcalvo en Esperando a Zidane
Perikorro en Esperando a Zidane
Elaine Cristina en Casillas, el homenaje pendiente
Tomás Luis de Victoria en No, lo ponemos todo al centro
Tomás Luís de Victoria en Casillas, el homenaje pendiente
Lucas en Benzema FC
Carlos Antonio Suárez fornelino en Jugarse «nada»
Antonio Lopez Lobeto en Siete equipos para tres descensos
Víctor Raúl Valladares en El Real Madrid se queda solo
IÑAKI ASENSIO CALATAYUD en Ter Stegen, el portero de la T-10
José Ramón García en Ilusión en el nuevo White Hart Lane
JOSE ANTONIO FERNANDEZ PLAZA en Héctor del Mar, tal como éramos
Lucas en Oh, capitán
José Luis Heras en Usted tiene el faro roto
Juan J Rodriguez en Usted tiene el faro roto
Jairo Castillo en El Madrid de la triste figura
Rod en Au revoir
Cristian Galván en Motociclismo e hipocresía
Hassansudeim en La trampa perfecta
Juan De Dios Luna Cijanes en La trampa perfecta
Antonio Lopez Lobeto en Cuestión de fe
Martín Vallejo platero en Marcó Isco, ganó Zidane
Eliseo en Vuelve Zidane
Juan De Dios Luna Cijanes en La esperanza
Juan de Dios Luna Cijanes en La muerte del emperador
Maria Jose en Tropismo
María Jesús en Tropismo
Antonio Lopez Lobeto en El amor no siempre gana
SanEmeterio For Atle en Bienvenidos al espectáculo de minstrel
Elaine Cristina en El empate perfecto
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Sergio Alberruche en La revancha perpetua
Antonio Lopez Lobeto en Al límite de la filosofía
Juan de Dios Luna Cijanes en La ley del mínimo esfuerzo
Antonio Lopez Lobeto en Milagro Kvitova
Carlos Leo Castellanos en Cristiano ya no va de farol
Marcos Da Silva en El tamaño importa (y mucho)
Antonio Lopez Lobeto en Promesas que todavía lo son
Gustavo Del río manzano en Quince años sin el mejor: Chava Jiménez
ROSA MARIA cuesta guerrero en A propósito de Laura
Irene García en Vidrio roto
AA - Rod en Vidrio roto
Juan Luna Cijanes en Solari y la teoría del melón
Antonio Lopez Lobeto en El valor de las palabras
Raúl Ávila en El traje de toda la vida
Miguel Morán en Godín es El Cid Campeador
Ricardo Moreno Castillo en La adolescencia duele
Aminie Filippi en La adolescencia duele
Miguel Angel Hidalgo Mena en Historia de un superviviente
Alfrez en Por los cojones
Paulino en Por los cojones
ROSA MARIA cuesta guerrero en La adolescencia duele
Luis Miguel en Y el presidente, ¿qué?
Oscar Redondo Callado en Tour 2019: Un espanto de recorrido
Santiago Peraza en A LA CONTRA, primer aniversario
Teddy Sagarrasantos@hotmail.com en Bienvenidos al mágico mundo de Oz
Conchita Minguez en Cinco apuntes para seis carreras